Qué ver en Sant Lluís

Hablar de Sant Lluís es hablar de calma, tranquilidad o herencia francesa. Es hablar de un pueblo blanco, acogedor, elegante y tranquilo. Todo en él es sencillez. Uno de sus mayores atractivos son sus playas de la costa sur de Menorca, con aguas transparentes y de fina arena blanca: Punta Prima, Binibeca, Binisafua, Binidalí…

Así que si decidís visitar este municipio, no os olvidéis de coger el traje de baño y la toalla. Después de un agradable paseo por sus calles de casitas bajas, podréis optar por visitar varios pueblecitos de costa situados a solo unos minutos en coche o bañarse en el mar en algunas de sus hermosas calas.

Un poco de historia de Sant LLuis

Situado al sureste de Menorca y a sólo 10 kilómetros de Mahón, es el legado de la breve dominación de los franceses sobre este territorio insular, que apenas duró siete años, los que van de 1756 a 1763. Y de esto da fe la inscripción que existe en la fachada de la iglesia principal, bajo los escudos del rey de Francia.

Sant Lluís fue fundado en el siglo XVIII siendo así uno de los pueblos más jóvenes de Menorca.

Fue el 18 de abril de 1756 cuando desembarcaron, en la playa de Santandria, 12.000 soldados franceses al servicio del mariscal Duque de Richelieu, una expedición militar que acabó con el asentamiento del castillo de San Felipe y la rendición de los británicos.

La localidad de Sant Lluís comenzó a crecer en torno a la iglesia en 1761, con la parcelación de los terrenos adyacentes para construir viviendas. De hecho, aún se conservan los nombres franceses de las calles como recuerdo de su origen.

Sin embargo, los franceses tuvieron que devolver la isla a los británicos en 1763 por el Tratado de París, hasta que en el siglo XIX Menorca volvió a manos españolas por otro tratado, el de Amiens. Sant Lluís, sin embargo, no tuvo categoría de municipio de pleno derecho hasta el año 1904.

Las fiestas patronales de Sant Lluís se celebran en honor al rey de Francia San Luis IX, y suelen tener lugar el último fin de semana de agosto con los tradicionales jaleos de caballos, carreras de burros, conciertos, carrozas, orquestas y fuegos artificiales.


Molino de viento reconvertido en museo etnológico

Un emblemático molino de viento nos recibe justo a la entrada del pueblo de Sant Lluís. El Molí de Dalt, construido en el siglo XVIII, es a día de hoy un pequeño museo etnológico y también acoge la Oficina de Turismo y principal punto de información del municipio.

Disfrutará de la visita al museo en el que encontrará una interesante colección de herramientas relacionadas con las labores del campo menorquín y de otros oficios ya desaparecidos y podrá aprovechar, también, para informarse detalladamente de los sitios más interesantes a visitar y cómo llegar a ellos.

Al salir del molino, si seguimos caminando por la misma calle ( Calle de Sant Lluís ), una de las principales del pueblo, encontrará gran variedad de comercios locales: Sa Sucreria ( pastelería y confitería ), Sa Barberia ( peluquería ), pescadería, conocidos restaurantes de cocina tradicional y el Auditorio.

Pasando frente a estos comercios llegará a la Plaza de Sa Creu, plaza principal donde se reúnen dos de los principales edificios: el Ayuntamiento y la iglesia de estilo neoclásico y con una arquitectura totalmente integrada con las casas del pueblo.

Binibequer vell y Punta Prima, los pueblos costeros

A 9 km de Maó encontramos la urbanización de Punta Prima y su espectacular playa con vistas a la Illa de Aire un islote deshabitado de al sureste de Menorca, ante Punta Prima, en el municipio de San Luis. Las únicas construcciones que expliqué son 1 faro, 1 antiguo almacén, un establecimiento y 1 pequeña vivienda, además de un camino y 1 pequeño muelle. La superficie es de 34 hectáreas y su perímetro es de 3300 metros. Su altura máxima sobre el nivel del mar es de 14,92 metros. Es Propiedad privada.

Illa del aire punta prima
Faro de Illa de L’aire

En la misma urbanización, a mano izquierda dejando el mar de frente encontramos La torre de Son Ganxo.

Se trata de una torre de defensa construida en 1786 de similares dimensiones a la torre es la que está más al sur de la isla de Menorca, en España. Fue construida con el diseño del ingeniero militar Ramón Santander. Se terminó de construir el 17 de junio de 1887. Tiene 3 plantas y está en muy buen estado de conservación. Pertenece al Consejo Insular de Menorca y la gestiona el Institut de la Joventut de Menorca (INJOVE).

Dejando Punta Prima nos toca ir a ver Binibequer Vell paisaje que no te dejará indiferente.

Binibeca Vell, antiguo falso pueblo de pescadores proyectado por un arquitecto en los años 70, es de vista obligada. Pueblo que parece sacado de postal con casitas blancas perfectamente armonizadas entre sí, con una arquitectura única: puertas de diversas formas, balcones de madera, chimeneas sobresaliendo sobre el blanco de sus tejados.

No deja de ser sorprendente que un aparente idílico pueblo marinero mediterráneo se quede solo en eso, apariencia. En 1963 cuatro empresarios: Rafael Sintes, S´Estaló, Arcadio Orfila y Vicente Amer, acometieron la construcción de una urbanización a pocos kilómetros de Maó, en la costa sur de Sant Lluís, tras encargar el proyecto al arquitecto y artista Pedro Luis Mercadal. Tres años después, Antoni Sintes Mercadal, aparejador que trabajaba en el estudio del arquitecto catalán Francisco Juan Barba Corsini, les ofreció construir dentro de esa urbanización, en la cala Bini Bini, un “pueblo de pescadores”; al ver una maqueta del proyecto los promotores aceptaron y en 1972 se había hecho realidad Binibeca Vell o Binibèquer Vell.

Así que, cámara o móvil en mano, date el capricho de pasear tranquilamente por sus calles estrechas y empedradas y culmina la visita en el embarcadero donde desemboca el paseo y desde donde podrá disfrutar de unas preciosas vistas a mar abierto.

Binibequer vell
Binibequer Vell
Minurka, tu empresa de alquiler de coches de confianza
Disfruta de las mejores condiciones en alquiler de coche.
Reserva hoy tu coche de alquiler sin depósito y sin fianza con todo incluido con el mejor trarto.
Cerrar
Arriba